Implicaciones de la administración electrónica multilingüe

La administración electrónica multilingüe constituye uno de los grandes ejes que vertebran la actual Sociedad de la Información. En el caso concreto español esta realidad es especialmente palpable en un entorno jurídico marcado, desde el punto de vista constitucional, por el Estado de las Autonomías. Además, la integración en la Unión Europea, el entorno plurilingüe por excelencia, no hace sino acentuar tal situación.

La administración electrónica multilingüe incluye, desde mi punto de vista, al menos seis aspectos estratégicos de particular relevancia:

Multientidad: en una sola instalación han de convivir varios portales de forma independiente.
Multiplataforma: debe ser independiente del hardware y del sistema operativo sobre el que se instale.
Gestión remota: tanto la gestión global de la instalación como la de los portales tiene que realizarse a través de Internet.
Gestión de usuarios: se pueden crear diferentes roles a los que se asignen diferentes funcionalidades.
Flexible y ampliable: ha de permitir la modificación del aspecto gráfico y la creación de nuevos enlaces y estructura de forma sencilla.
Seguridad: los usuarios, según roles, deben identificarse con nombre de usuario y palabras clave, pero ya con vistas a estar preparados para la inminente incorporación de certificados digitales y DNI electrónico.
Tal realidad implica un reto de gestión, puesto que en muchas ocasiones se advierte una notoria falta de arquitecturas aptas para el multilingüismo (no todos los portales y sitios web están preparados para almacenar, gestionar y publicar contenidos multilingües). La agilidad y seguridad son los dos elementos claves para afrontar esta situación.

Además, nos encontramos ante un desafío tecnológico, dado que los distintos organismos públicos utilizan tecnologías diferentes (desde webs estáticas a grandes portales dinámicos). Aspectos como estandarización y flexibilidad son ineludibles para afrontar satisfactoriamente este hecho.

Y un último aspecto a considerar es el que se refiere propiamente a la traducción, ya que la mayor parte de los contenidos están en una única lengua (generalmente, el castellano). La calidad y la reducción de costes constituyen los elementos indispensables para superar esta dificultad.

La superación de este conjunto de retos implica la integración de aspectos de muy variada índole. Algunos de ellos serían: tecnologías y formatos; lenguas, especialidades, recursos estilísticos y terminológicos; procesos, volumen, gestión y calidad; organización y cultura; y coste adecuado.

Llevar a la práctica estos objetivos implica una amplia gama de actividades: utilizar un servidor lingüístico que automatice los procesos de gestión; reutilización de traducciones para tareas de mantenimiento de contenidos; realización y aplicación de glosarios terminológicos de control y guías de estilo; disponer de un equipo humano acreditado y coordinado con una metodología probada; llevar a cabo un adecuado seguimiento de tareas a través de una oficina virtual en tiempo real; estandarización de procesos de gestión y normalización de XML; tratamiento de formatos gráficos y multimedia; integración de servicios mediante Web Services; y conexión de flujos de trabajo (Workflows).

A todo este conjunto de circunstancias debemos añadir las que implica la progresiva implantación de la norma UNE-ISO 27001: 2007 referida a “Sistemas de gestión de la seguridad de la información” (SGSI). Los diferentes SGSI’s deben ser certificados por auditores externos a las organizaciones y el equipo que se encargue de su implantación ha de ser de carácter multidisciplinar, compuesto por representantes de todas las áreas de la organización afectadas por dichos SGSI’s.

En suma, el cumplimiento de todos estos pasos permitirá adentrarnos en una verdadera administración electrónica multilingüe que disponga de contenidos en todas las lenguas que requiera, con actualización ágil y sencilla, sin personal interno adicional y, por supuesto, con un estricto control de costes y todas las garantías tecnológicas, lingüísticas y de seguridad. Linguaserve ha estado trabajando en el desarrollo de este tipo de proyectos y continuará haciéndolo en el futuro, con la firme convicción de contribuir a un entorno multilingüe más competitivo y productivo.

Pedro Díez Orzas
Presidente Ejecutivo de Linguaserve

Acerca de 200palabras

Gestor de Cuentas" y "Consultor comercial" con 11 años de experiencia en el campo de la traducción, localización, internacionalización y recursos lingüisticos en general. Mi máximo interés radica en cubrir las necesidades de mis clientes en estos campos y satisfacer sus expectativas con las soluciones o servicios más adecuados siguiendo los requerimientos de cada proyecto.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s